¿Cómo empezar de nuevo?

¿Cómo empezar de nuevo? ¿Es posible hacerlo? Enfrentar la "nueva normalidad" tras la crisis del COVID-19 representa diferentes desafíos, pero también una oportunidad para encontrar y desarrollar el propósito de Dios para tu vida.


En el año 539 antes de Cristo, sesenta y seis años después de que el primer grupo de judíos fueron llevados cautivos a Babilonia, el imperio babilónico fue derrotado por el rey Ciro de Persia. Los judíos, ahora tendrían que enfrentar una “nueva normalidad”.


Uno de los primero actos de Ciro como nuevo gobernante fue permitir que muchos pueblos cautivos, incluyendo a los judíos, pudieran regresar a sus tierras. El libro de Esdras registra el primer regreso de los judíos exiliados de Babilonia en el año 538 y de un segundo grupo en el 547.


El libro inicia narrando cómo Dios despertó el espíritu de de Ciro, rey de Persia. Los primeros dos versículos describen cómo de esta manera Dios estaba cumpliendo su Palabra antes manifestada por el profeta Jeremías. Podemos encontrar la referencia a esto en Jeremías 25:11 y 29:10.


Ciro escribió y pregonó el siguiente decreto:


“Jehová el Dios de los cielos me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien haya entre vosotros de su pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la casa a Jehová Dios de Israel (él es el Dios), la cual está en Jerusalén. Y a todo el que haya quedado, en cualquier lugar donde more, ayúdenle los hombres de su lugar con plata, oro, bienes y ganados, además de ofrendas voluntarias para la casa de Dios, la cual está en Jerusalén”.

A veces puede parecer que las crisis se han salido de las manos de Dios, pero es todo lo contrario, en medio de éstas, Dios siempre tiene una agenda. Él tiene propósitos que va a cumplir. ¡Y quiere utilizarte! Pero debes saber que los planes de Dios nacen del cumplimiento de Su Palabra.


En el caso de Ciro, Dios daría cumplimiento a la profecía de Jeremías, que era restaurar la casa que albergaba Su presencia. La Palabra de Dios es la que despierta nuestro espíritu, cuando somos sensibles a ella. Esto nos da una pista sobre ¿Cómo podemos responder ante las crisis? ¿Cómo podemos enfrentar “la nueva normalidad”? La respuesta es: ¡Siendo sensibles a su Palabra!


Eso es lo que los versículos cinco y seis, del capítulo uno, nos dicen que ocurrió con algunos líderes del pueblo, cuyos espíritus también despertó Dios: atendieron el llamado y subieron a edificar la casa de Jehová.


Posiblemente toda la crisis del Coronavirus te haya afectado de una u otra manera. Quizás estás preocupado por tu salud, tu economía y tu futuro. “La nueva normalidad” es incierta. Pero puedes estar seguro de algo: Dios tiene el control y quiere usarte para cumplir sus propósitos.


Déjame proponerte lo siguiente: en medio de todas tus motivos de oración y peticiones, pregúntale a Dios: “¿Qué quieres que haga?”. Dile claramente: “Dios, ¿Cuál es el propósito y el plan que tienes para mi vida, en este momento?”. Luego deja que Dios te responda por medio de su Palabra y ¡despierta! Obedece lo que el Espíritu Santo te enseñe, señale o recuerde por medio de la Biblia.


Aunque todo parezca muy difícil en estos días, la verdad es que Dios tiene sueños buenos para ti, pero necesitas despertar. Este es solo el inicio del proceso por el cual Dios te quiere llevar, para empezar de nuevo.


122 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Hagamos que nuestro mundo conozca a Jesucristo