¡Escogiste la  piedra negra!

Significa que reconoces que no tienes una relación genuina con Jesús y que no estás seguro de que al morir estarás en el cielo con él. Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido esta piedra negra en nuestra mano, porque la Biblia dice (Romanos 3:23) que todos somos pecadores y que la paga de nuestro pecado es la muerte y separación de Dios (Romanos 6:23). Pero hay una buena noticia, Dios envío a su hijo Jesús para salvarnos (Juan 3:16), Jesús te amó tanto que entregó su vida por ti, para salvarte (Romanos 5:8-9).  No importa lo sucio o terrible que sea tu pecado, Jesús ya pagó por ti y es poderoso para limpiarte. (1 Juan 1:9) Lo único que necesitas es reconocer que eres pecador y pedir a Jesús que sea tu Dios y salvador. (Romanos 10:9-10).

Puedes orar ahí donde estás, Dios te escucha.
Si hiciste la oración o quieres que alguien te acompañe a orar escríbenos a WhatsApp

piedra-amarilla copia.png

© VidaNueva
#VidaOrdenada - 1 de Corintios