DÍA 09 - GUÍA DEVOCIONAL

El enfoque que tenemos en la vida determinará cómo vemos o tratamos a las personas; Jesús vino a este mundo no para establecerse como Rey, no demandando la adoración que se merece, ni buscando un puesto político, fama o fortuna. Él vino a buscar y salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10).

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 

Mateo 9:35-36

 

¿Cómo ves a las personas que están a tu alrededor?

En nuestro trato con los demás podemos verlos como un medio para lograr nuestros objetivos, como un objeto que por sus capacidades puede ayudarnos a resolver algo que nos interesa o podemos verlos como Jesús: con compasión.

Jesús nos dejó una enorme lección sobre el trato hacia las personas, pero más allá de cómo les trataba, nos muestra el genuino interés que tenía en la gente.

¿Te interesas por la condición espiritual de los demás?

Más que ver sus necesidades físicas, Jesús se compadeció por el estado de su alma, desamparadas y dispersas como ovejas sin pastor. Las ovejas son animales frágiles, desorientados que necesitan un pastor que les alimente, cuide, guíe, sane, etc. ¿Conoces a alguien en esta condición?

Usualmente como hombres nos centramos en nosotros, nuestras metas, sueños y demás; perdiendo de vista que en nuestra familia, trabajo y alrededor existen personas que necesitan de Jesús, podemos ser los obreros que Dios quiere usar para que su condición espiritual cambie.

 

Lee Mateo 9:35-38.

COMUNIDAD

Comparte en tu grupo de WhatsApp cómo cambió tu vida que alguien se interesara de manera espiritualmente por ti. Y cómo su ejemplo te desafía para que también tú puedas interesarte por otros. 

DESAFÍO DE CRECIMIENTO

 

Escribe o llama a alguien que se interesó en tu vida espiritual. Puede ser la persona que te llevó a Jesús, tu discipulador, líder de grupo pequeño, pastor o mentor; para agradecerle por la bendición que fue y ha sido para tu vida. 

MENTORÍA

Comparte con tu mentor el número de contacto de alguien cercano a ti, con quien compartes la fe y a quien aprecias mucho. Puede ser tu esposa, hijo o hija, papá o mamá, hermano/a o un amigo. Este contacto servirá para una actividad que desarrollaremos más adelante. 

© VidaNueva 2020

Ministerio de Hombres

#BootCampVN

¡Sé el hombre que Dios quiere que seas!