DÍA 07 - GUÍA DEVOCIONAL

“Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” Juan 17:17

En un conflicto entre dos decisiones “buenas” ¿Qué debería tener más importancia?

Estamos en un mundo lleno de información -y de desinformación- que nos ataca desde todos los ángulos. Diariamente, nuestro Enemigo se va encargando de generar cantidades abrumadoras de mentiras para mantenernos distraídos, desenfocados, alienados. ¿Cómo distinguimos entre lo que es verdad y lo que es mentira? ¿Hay alguna manera de diferenciar entre aquello que tiene “buena pinta” pero es perjudicial para nosotros?

 

La clave reside en una sola herramienta

En este sistema de cosas solo existe una verdad objetiva (la concordancia completa entre lo que se cree y lo que realmente existe) aunque el mundo está constantemente en una lucha por relativizar “mi verdad”, “tu verdad” y “la verdad” de todos los otros seres humanos sobre esta tierra; si seguimos este razonamiento errado, habría tantas verdades como humanos en el mundo. Esto no funciona así. Aunque yo esté plenamente convencido que puedo volar, lanzarme de un edificio de 10 pisos terminará siempre con mi cara contra el piso. El universo no funciona con relativos, tanto el mundo físico como el mundo espiritual tiene leyes, maneras correctas e incorrectas.

 

¿Dónde encontramos entonces la verdad objetiva para no equivocarnos? En la Palabra de Dios. Ella, según Jesús mismo, es La Verdad. Hoy día, Satanás ha llenado el mundo de mentiras y medias verdades que, contrastadas con la Verdad de Dios, nos muestran cuán insuficientes son para dar fundamento a nuestra vida. Tal y como ocurrió en el huerto del Edén, las mentiras del diablo terminan en la muerte:

 

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.” Juan 8:44

COMUNIDAD

“Encuentra una mentira”. Revisa las publicaciones de tus conocidos en redes sociales (si las tienes) o en sus conversaciones por mensajes o cualquier medio de comunicación. Identifica una frase o un pensamiento de sabiduría “común” acerca de cualquier temática (se valen memes y stickers), compáralo con lo que la Biblia dice acerca de ese mismo tema y determina si el pensamiento es correcto o incorrecto.

© VidaNueva 2020

Ministerio de Hombres

#BCDisruptivos

¡Sé el hombre que Dios quiere que seas!

Group (5).png